REGENERACIÓN PERIODONTAL

La periodontitis es una enfermedad crónica que destruye los tejidos de soporte del diente. En ciertos casos podemos utilizar técnicas de regeneración periodontal para recuperar el hueso perdido como consecuencia del avance de la enfermedad.

¿SE PUEDE RECUPERAR EL HUESO PERDIDO?

La regeneración del hueso alrededor de los dientes depende del patrón de pérdida ósea que presente cada diente. En aquellos casos en los que la pérdida sea horizontal, en la que todos los dientes pierden la misma cantidad de hueso, no existen técnicas actualmente que permitan recuperarlo.

Cuando algún diente sufre una destrucción más rápida o avanzada que los dientes adyacentes podemos utilizar diferentes técnicas que nos permitirán recuperar, en cierta medida, los tejidos de soporte.

¿CÓMO SE REGENERA EL HUESO DEL DIENTE?

Existen diferentes técnicas para regenerar los tejidos. Podemos utilizar materiales sintéticos sustitutos del hueso o materiales con capacidad inductiva para estimular al propio cuerpo a formar de nuevo los tejidos perdidos.

El éxito del procedimiento va a depender de la forma del defecto óseo, de la experiencia del profesional y del control de los factores de riesgo como la acumulación de placa bacteriana o el tabaco por parte del paciente.

¿ES DOLOROSO?

Este tipo de procedimientos se realizan utilizando diferentes técnicas mínimamente invasivas y bajo anestesia local por lo que en ningún caso debería ser un proceso doloroso.

El postoperatorio de la intervención en la mayor parte de los casos no genera dolor intenso ni inconvenientes para el paciente. La administración de un analgésico, tipo ibuprofeno, y de un antibiótico son suficientes para controlar los efectos derivados de este tipo de procedimientos.

¿Y SI NO SE PUEDE REGENERAR EL HUESO?

Cuando persisten zonas con infección en las que la encía no ha cicatrizado por completo y sigue habiendo riesgo de avance de la enfermedad, podemos realizar otro tipo de intervenciones destinadas a controlar la infección.